La cantata para el día de Reyes BWV 65. Sie werden aus Saba alle kommen

Posted on 05/01/2013

0


Vendrán todos de Saba, trayendo oro e incienso y pregonando las alabanzas del Señor. Al autor de este blog el diablo del refrán o el Señor de la cantata le ha dado cuantos sobrinos le cabría desear, de modo que este fin de semana le está dedicando poco tiempo a las cantatas de la festividad de la Epifanía, por no hablar de las del primer domingo después de Año Nuevo, que en 2013 se celebra el mismo día. Sin embargo, no puedo no dedicarle un momento a escribir sobre una de las cantatas más entusiasmantes de cuantas compuso Bach.


La cantata en la versión del Thomanerchor y la orquesta de la Gewandhaus de Leipzig bajo la dirección de Georg Christoph Biller

Sie werden aus Saba alle kommen es una de esas cantatas absolutamente pegadiza, que es imposible no seguir canturreando durante días después de haberla escuchado. El texto ofrece una estructura didáctica y bien construida a partir de movimientos emparejados. El primero y segundo constituyen la lectura de la Escritura y tratan respectivamente de la profecía y el cumplimiento de la adoración de los Magos. El tercer y cuarto movimiento representan el momento de la reflexión y exhortación al alma para que entregue a Dios su corazón como ofrenda. El quinto y el sexto convierten esa decisión en un voto. La cantata termina, como es habitual, con un desplazamiento de esa resolución de lo individual a lo comunitario bajo la forma de una coral.

El coro que abre la cantata, con su fuga central enmarcada por una solemne entrada instrumental que parece simbolizar la procesión de los Magos y que combina ritmos de marcha y de danza, es uno de los más alegres y cantables de toda la producción bachiana. Le sigue una breve coral y dos pares recitativo-aria. El primer aria destaca por su arreglo obbligato para oboe da caccia, mientras que la segunda es un prodigio de alegría y virtuosismo, con arreglos para el conjunto orquestal al completo.

Esta cantata cierra el ciclo navideño del primer año de Bach en Leipzig. En este blog he querido cubrirlo en su totalidad y sólo me ha faltado por escribir sobre el Sanctus BWV 238. Una cantidad prodigiosa de obras maestras que el público de Leipzig pudo escuchar durante los menos de veinte días que separaron la Nochebuena de 1723 del día de Reyes de 1724.

Anuncios
Etiquetado: , , ,
Posted in: Escucha