Una introducción a BWV 191. Gloria in excelsis Deo

Posted on 29/12/2012

0


Afirmar que Gloria in excelsis Deo es la mejor cantata de Bach para el día de Navidad es, en cierto modo, hacer trampa. Desde luego, la obra está a la altura de Christen, ätzet diesen Tag y de Jauchzet, frohlocket, pero los tres movimientos que forman esta cantata proceden de una obra anterior, la Misa de Dresde de 1733, semilla de la que habría de ser su última gran obra maestra, la Misa en Si Menor, BWV 232.

20121228-213415.jpg

Tuvo que ser una ocasión muy especial la que llevara a Bach a presentar una cantata navideña en latín y de semejantes dimensiones (la obra está escrita para cinco partes vocales y orquesta completa) y lo más probable es que esa ocasión haya sido la paz de Dresde, firmada el día de Navidad de 1745 y que acababa con la guerra entre Prusia y Sajonia.

Para esta cantata Bach utilizó únicamente el texto en latín del canto de los ángeles de Lucas 2:14. El primer movimiento aparece sin apenas cambios respecto a la versión de la Misa de 1733, mientras que el segundo y el tercero (que utilizan el Domine Deus y el Cum Sancto Spirito de la misma misa) son adaptados para que el nuevo texto encaje.

Celebración navideña y celebración de la paz en una obra relativamente breve pero que remite a lo mejor de Bach.

Nota

Hace pocos días utilizaba la versión del primer movimiento de la cantata de la Bach-Stiftung para felicitaros la Navidad. Aquí podéis escuchar la cantata completa en la versión de la Orquesta y Coro Barrocos de Amsterdam dirigidos por Ton Koopman.

Anuncios
Posted in: Escucha