Calentamiento

Posted on 16/10/2012

0


20121016-194133.jpg

Nadie empieza una peregrinación larga sin antes haberse preparado. Las etapas de calentamiento pueden ser, además de un ejercicio de puesta a punto, una buena forma de familiarizarse con lo que vamos a encontrarnos a partir del 2 de diciembre, cuando comience de verdad el viaje.

En el blog, escucharemos cinco cantatas durante cinco semanas, de una forma mucho más detenida de la que seguramente se nos imponga para el proyecto durante el año próximo. Durante cada semana, publicaré materiales que ayuden en la escucha así como una descripción y análisis detallados de la cantata correspondiente.

He escogido cinco cantatas que se encuentran entre las más conocidas de Bach, parte todas ellas de esa antología que a todos nos suena. Además he escogido algunas de mis favoritas de entre las que conozco y una que se ciña al momento correspondiente del calendario litúrgico luterano.

Este es el programa de las semanas de calentamiento:

Domingo, 21 de octubre. BWV 21. Ich hatte viel bekümmernis.

Comenzamos no sólo por una de las cantatas más conocidas de Bach, sino además por mi favorita absoluta. Una de las obras más ricas y complejas de Bach, comienza con una de esas exclamaciones de dolor que nadie ha escrito como él y nos propone un camino ascendente que, como veremos, está en la base no sólo de esta pieza sino de todo el cuerpo de las cantatas bachianas.

Miércoles, 31 de octubre. Día de la Reforma. BWV 80. Ein feste Burg ist unser Gott.

La segunda semana no la comenzaremos en domingo, sino el miércoles 31 de octubre para celebrar una de las fiestas más importantes del calendario litúrgico luterano: el Día de la Reforma. Para esta ocasión, Bach compuso otra de sus obras maestras: una cantata basada en el más conocido de los himnos que escribiera Lutero, Ein feste Burg ist unser Gott (Nuestro Dios es una poderosa fortaleza).

Domingo, 4 de noviembre. BWV 82. Ich habe genug.

Posiblemente no exista música más bella y emocionante que la que Bach compuso para esta cantata y que parte de las palabras del anciano Simeón. A diferencia del resto de las cantatas de este periodo de calentamiento, Ich habe genug es una cantata para voz solista.

Domingo, 11 de noviembre. BWV 147. Herz und Mund und Tat und Leben.

Esta cantata, compuesta para la festividad de la Visitación, contiene una de esas piezas de Bach que hemos oído hasta la saciedad en bodas y funerales: la coral Jesu bleibet meine Freunde. Una muestra irrefutable de que la música de Bach lo soporta todo y, tras las cantatas más oscuras de la primera y tercera semanas, una verdadera explosión de alegría.

Domingo, 18 de noviembre. BWV 140. Wachet auf, ruft uns die Stimme.

Otra de las cantatas más conocidas e interpretadas de Bach y muy adecuada para el momento. Compuesta para la última semana antes del adviento, trata temas escatológicos con una inspiración melódica única. La clausura perfecta para este periodo de calentamiento.

La semana del Domingo, 25 de noviembre no escucharemos ninguna cantata en este blog y el domingo, 2 de diciembre, primer domingo de Adviento, comenzará la peregrinación de acuerdo con el calendario previsto.

Anuncios